QUE ES EL TAROT ?




El Tarot de Marsella está compuesto en su totalidad por 78 arcanos, 56 arcanos menores (oros, copas, espadas y bastos) y 22 arcanos mayores.
La palabra arcano significa “misterio”, es lo que está guardado, oculto dentro del arca y recibe este nombre cada una de las láminas del Tarot. Cada uno de estos arcanos es también llamado “arquetipo del inconsciente”, estudiado por Carl G. Jung, quien exponía que estos arquetipos son escenas del inconsciente que se juegan en el recorrido a lo largo de nuestras vidas, mas allá de que tengamos o no conciencia de este proceso. Todo ser conciente tiene a su vez un aspecto inconsciente desde donde “le toca” vivenciar el pasaje por estos arcanos.

La palabra Tarot quiere decir “camino real” y se corresponde al llamado “camino del héroe”, proceso iniciático de peregrinaje interior hacia la iluminación o manifestación del ser, a través del cual vamos adquiriendo una plena conciencia del “yo” en resonancia con la ley cósmica.

Cada símbolo contenido en los arcanos del Tarot es una llave que comunica, en su lenguaje más primario, con el plano del inconsciente, favoreciendo la unidad interior, el retorno al estado edénico. La mente subconsciente, así como en el plano onírico, se comunica a través de símbolos, teniendo en cuenta que cada símbolo es un conjunto de signos que transporta una idea compleja y acabada en sí mismo.

Tarot Celta

Al acercarnos a la cultura Celta nos transporta a un mundo místico, de paisajes extraordinarios, increíbles héroes, hadas y duendes que forman este pueblo mágico que vive aun bajo las colinas de Irlanda.

Espíritus del aire, del viento, de los bosques y de las flores, las hadas y los elfos abren para los hombres el mundo encantado del sueño. Estas criaturas fantásticas están presentes en la imaginación desde la noche de los tiempos Celtas.

Este juego de cartas muestra un camino, que es el juego de la vida y cada una de las cartas encierra un secreto que será develado al consultante en el momento oportuno, cuando el cosmos decide responder, en este juego, las cartas se dejan adivinar

Como todos los Oráculos puede ser usado en diversas situaciones, para inspirarnos frente a algún problema, para tratar de dilucidar cuál es la mejor forma de conducirnos antes de una determinada situación, como guía o como consuelo.

En el Tarot de La Luna es un símbolo de tiempo y de luz reflejada. La Luna llena puede crear inquietud mental, depresión y melancolía. Desde el subconsciente surgen los temores, deseos y pasiones. Tenemos que comprender esto y conducimos con amor y compasión. El Tarot de La Luna se refiere a emociones, intuición, habilidad física y ciclos. La Luna Nueva es el momento de comenzar nuevos proyectos en un sentido personal o en la arena pública.
Si la luna influye mucho en ti, ésta es la mejor forma de conocer los misterios interiores de tu persona y ayudarte a tomar decisiones.

El Consultante tiene que estar comodo, concentrado, en silencio y con gran serenidad. Al empezar una lectura, es importante relajar la mente para que pueda abrirse a los mensajes que transmiten los símbolos del Tarot.