ARCANOS MENORES | SIGNIFICADO



En cuanto a los arcanos menores, los palos en los que tradicionalmente se dividen son cuatro: bastos, que nos habla de fuerza, de poder, es el símbolo de los esfuerzos en el trabajo, en un sentido creativo y emprendedor; las espadas simbolizan la unión de las fuerzas activas y pasivas y los poderes generadores de cambio, y la realización de acciones ya sea de forma positiva o negativa; las copas generalmente se asocian a los placeres de la vida, representando especialmente al amor y toda relación sentimental o amistosa que pueda aparecer, y por ultimo los oros son las cartas del dinero por excelencia, beneficios materiales principalmente.

Los arcanos menores se dividen en cuatro palos, clásicamente conocidos como bastos, copas, oros y espadas, y cada uno de ellos se divide a su vez en diez naipes numerados y cuatro figuras (sota, caballo, rey y reina). Cada uno de los palos se corresponde con uno de los cuatro elementos de la naturaleza (fuego, agua, tierra y aire). Los números, dentro de cada uno de los palos, nos indican por correspondencia con la numerología clásica, el tipo de forma que el elemento adopta, formando así un juego de láminas en el que cada una de ellas nos muestra un acto humano, una pasión, una forma psicológica, una forma de ser concreta… y muchos más aspectos de la vida. Las figuras representan edades y sexos de las personas, y también pueden indicar en la lectura procesos que pueden ser evolutivos, como el crecimiento personal o económico, o la situación actual de un proyecto concreto en cuanto a su evolución. Las figuras también se corresponden con el elemento representado por el palo de la baraja en el que se ubican.


Así, nos encontramos en los arcanos menores un conjunto de naipes que, en diferentes combinaciones, nos pueden mostrar cualquier aspecto de la realidad que exploramos.


Podríamos decir que los arcanos menores son un apoyo durante la lectura para los arcanos mayores, pero también podríamos decir lo contrario… ambos grupos de naipes se complementan y, aunque pueden ser divididos y utilizados por separado, es en su conjunto como nos encontramos con un juego de láminas que puede desvelarlo todo.

Los arcanos menores son un conjunto de 56 cartas divididas en 4 palos de 14 cartas: espadas, copas, bastos y oros, como en la baraja española, pero con una ligera variación: cartas numeradas del uno al diez, más los personajes de la corte: "sota", "reina", "rey" y "caballero".
El diseño de los naipes es variado, aunque existen diseños clásicos como el del Tarot de Marsella (final del siglo XVII) que ha servido como guía en la elaboración de las figuras y su simbología. Una baraja muy popular es el Rider-Waite-Smith Tarot, (o Rider-Waite o simplemente Rider) ideado en 1910 por Arthur Edward Waite y realizado por su discípula Pamela Colman Smith, impresa por la Rider Company. Otra baraja común es el Book of Thoth Tarot ideado entre el 1938 y el 1942 por el mago inglés Aleister Crowley y realizado por su discípula Frieda Harris; esta baraja fue junta en 1944, en blanco y negro, con El Libro de Thoth que explica la simbología y uso; pero fue editado con sus colores originales solamente en 1977, en Nueva York, por US Games Systems y Samuel Weiser.