LA ASTROLOGIA



La astrología es un conjunto de creencias que pretende conocer y predecir el destino de las personas, y con ese conocimiento pronosticar los sucesos futuros. Supone el llegar a ese conocimiento mediante la observación de la posición y el movimiento de los astros. Las personas que practican la astrología sostienen que las posiciones de estos ejercen influencia o tienen correlación con los rasgos de la personalidad de la gente, los sucesos importantes de sus vidas, e incluso sus características físicas.
En la antigüedad, la astrología concurría con la astronomía (estudio científico de los cielos), pero ambas se fueron separando después del Renacimiento a raíz del racionalismo (al igual que la alquimia de la química). También la Iglesia se opuso a la práctica de la astrología, a través de la “Bula contra la astrología” del Papa Urbano VIII, en 1586, por la que se condena oficialmente la astrología. Siguió una segunda bula papal, en 1631, que condena la astrología judiciaria por herética, pero autoriza su uso para navegación, agricultura y medicina.1
En la actualidad, la comunidad científica le considera una pseudociencia o superstición,2 3 4 5 6 7 la cual cita una ausencia de predicciones astrológicas estadísticamente significativas, mientras que la psicología explica mucha de la fe ciega en la astrología como forma de prejuicio cognitivo o sesgo cognitivo.8 3 9 10 El consenso científico, según lo expresado por la National Science Foundation, considera que la creencia en la astrología es una creencia pseudocientífica.

La Astrología estudia los movimientos de los planetas y cómo nos influyen a nosotros como individuos en la tierra. Cada planeta posee unas características energéticas que se relacionan con los 12 signos del zodíaco.

Cuando las personas se refieren a su signo en los horóscopos tarot, se están refiriendo a que planeta se encontraba en el la casa del Sol cuando ellos nacieron.

Durante siglos se ha observado la personalidad de los seres humanos según la astrología. Ésta muestra que el universo es tan o más complicado que el propio ser humano, y que mediante su observación directa se pueden analizar los rasgos de las personas en cuanto a su personalidad, carácter, forma de comportarse entre otros individuos, etc. Son además rasgos que pueden ir básicamente pasando de generación en generación, alterándose sólo por las circunstancias que rodeen en ese momento a cada individuo.

Determinados rasgos de la personalidad humana, como su temperamento, fuerza, carácter, etc., están más definidos y sobresalen más en unos signos que en otros. Esto no quiere decir que personas que hayan nacido bajo otro signo no presenten algunos de estas características. Por eso es importante, a la hora de calcular la compatibilidad de los miembros de una pareja mediante el horóscopo o tarot del amor; si sus signos chocan o son afines, según las características de estos.

Por otro lado, ciertas personas sienten que no tienen que ver con el perfil que presenta su signo de horóscopos tarot. Y esto es porque el destino no es una ley matemática y lógica, el listado de características sólo debe servir como guía provechosa, pero sin seguirla al pie de la letra.